Así es como las tensiones entre EEUU e Ir...

El consumo sigue al alza en España, el ah...

¿Cómo afecta la economía española al r...

Las entidades financieras otorgan préstam...

Gestión comercial en la nube...

Publicidad

¿Dónde estamos? ¿ A dónde vamos?

| 04/04/2011 | 1 Comentario

Luiz Vicente Olmos nos brinda su visión del mercado y el escenario para las próximas semanas

Los lectores habituales que siguen mis análisis en Bolsa.com saben que, de vez en cuando, me gusta hacer una alto en el camino y ver el paisaje a vista de pájaro para después acercarme al terreno. Para el que no me conozca comentaré un poco mi metodología: soy eminentemente un inversor cíclico, no me gusta estar cambiando continuamente mis posiciones buscando altos y bajos menores mientras no tenga evidencia cierta de que el ciclo va a cambiar (o ya ha cambiado si no supe preverlo).

Trabajo con el ciclo base de 4 o 5 años, subdivididos en ciclos menores de año y medio aproximadamente (subdividido en otros de menores de unos 6 o 7 meses cada uno), quiero advertir que no estoy obsesionado con la ortodoxia, mis recuentos temporales no los hago siempre de mínimo a mínimo, sino algo aproximado que parezca evidente (tened en cuenta que el precio, como un elemento vivo y evolutivo, no se va a someter a unas reglas o plazos fijos e inmutables que nosotros hayamos decidido previamente, por ejemplo, cuando el precio tiende a moverse en lateral durante un tiempo prologado, ese periodo de indecisión lo paso por alto.

El sentido de mi inversión me lo da la tendencia principal, y nunca me pongo en contra de ella. Los ciclos menores me sirven para no asustarme antes de tiempo y cerrar posiciones prematuramente, también los utilizo para incrementar posiciones a favor de la tendencia principal cuando dispongo de nueva liquidez. En estas entradas, para afinar, utilizo cualquier herramienta del análisis técnico que me sirva para ese propósito cuando de una señal clara, no descarto ninguna.

Lo primero que miro para ver dónde estamos es la media móvil semanal de 30 semanas (al estilo de “Weinstein, o también puede valer la metodología de Pristine  con sus medias de 20 y 40 semanas, eso no varía el diagnóstico).  Si es alcista, observo el tiempo transcurrido desde mínimos, para hacerme una idea del camino recorrido y cuanto puede faltar, poniendo un ejemplo de un viaje, si salgo de Cádiz con destino a Santander, al llegar a Madrid, sé que estoy, más o menos, a mitad de camino. En los gráficos lo veo con el precio, su relación con la media y el ciclo recorrido. Bien, basta de palabras y echemos un vistazo a los principales índices mundiales:

El estudio visual de este simple cuadro nos da tanta información como todos los costosos estudios de los equipos de análisis de las entidades financieras.

La escala comparativa la he colocado en cero en el máximo del índice “msci world”. A simple vista (no hace falta medir) vemos que la gran corrección acabó en marzo de 2009 para casi todos los índices, y en verano de 2010  terminó la corrección correspondiente al primer ciclo de año y medio (en este caso ha durado algo menos). Estamos en una indudable tendencia alcista en todos los índices, y aún no se han recuperado los máximos anteriores. Europa lleva un comportamiento relativo muy retrasado (los periféricos han lastrado), las materias primas también llevan retraso, aunque en ellas es completamente normal que ocurra, pues acostumbran a ser las últimas en subir, indicando la confirmación de una mejoría de la economía global, esto provoca un aumento de la inflación, y una importante alerta para los bonos, que tendrán un mal comportamiento por el aumento de tipos en todos sus plazos. Y una mala noticia para todos los que pagan hipotecas.

Hasta aquí cómo estamos. Ahora las proyecciones. Si el primer ciclo terminó entre julio-Agosto de 2010, si le sumamos un año y medio nos lleva a febrero o marzo de 2012 como final del segundo ciclo alcista. Si la etapa correctiva de un ciclo alcista de año y medio viene a durar 2 o 3 meses, vemos que deberíamos llegar al máximo de este ciclo por noviembre/diciembre de 2011 aproximadamente. Por lo tanto, yo de momento, y mientras no ocurra un cisne negro, soy alcista globalmente para todos los mercados durante este periodo, más adelante ya veremos (llevaríamos 3 años de recuperación, y el tercer ciclo no siempre se completa). La actual corrección que acabamos de vivir encaja con el final del primer ciclo de 6-7 meses de la segunda fase de subida.

Veamos todo esto con un gráfico de S&P500:

lateral de los 70, parecida a la actual). Los recuadros punteados son áreas en las que el precio debería (teóricamente) moverse. No tiene por qué llegar a los máximos dibujados, eso ya lo ajustaremos cuando los ciclos concluyan. Los recuadros punteados significan que mientras el precio transite dentro de ellos,  no tenemos que replantearnos ni la tendencia, ni nuestro análisis de medio plazo. La señal de alerta se produce si se pierde el mínimo del supuesto inicio de este ciclo de 6 meses (recuadro punteado marrón) y, sobre todo, la tendencia alcista estaría seriamente cuestionada con la perforación de la resistencia mensual (línea discontinua verde).

Por ahora, con las consabidas correcciones menores, veo muy probable que vayamos a visitar los 1.400 puntos de aquí hacia el verano, por ello mi cartera sigue estando sobre ponderada en bolsa. Algunos analistas opinan que la pendiente de la directriz alcista es muy acelerada, y les asusta, es verdad, asusta, pero el mercado tiende a la simetría, y la pendiente de caída lo fue casi en vertical, por tanto la recuperación también lo es. A partir de ahora es razonable suponer que dicha pendiente se aplane.

Una vez hecho estos pronósticos, me gusta comprobarlo con el resto de los factores que intervienen en el mercado y el ciclo: tipo de interés a corto y largo plazo, acciones, materias primas e inflación y mercado inmobiliario, que también nos informan de la fase del ciclo en la que nos encontramos. No me extenderé con detalles en este artículo para no alargarme y que sea aburrido, la conclusión es, a nivel global:

  • Tipos de interés: en tendencia alcista. (bonos bajistas) Con pendientes claramente positivas.
  • Acciones: alcistas, fase expansiva de los beneficios.
  • Materias Primas: alcistas
  • Inflación: alcista.

Esto es coincidente con lo que vemos en los gráficos, cuyo diagnóstico es expansión económica.  Se corresponde con el inicio de la fase 4 según la manera de numerar las fases del ciclo económico popularizado por Martin Pring en su libro: “The All-Season Investor”. Es muy difícil que caigan las bolsas en esta fase del ciclo, tendría que pasar algo inesperado. Hay que continuar siendo alcistas de medio plazo.

Debajo os pongo un cuadro con la fluctuación del mercado lateral de la década de los 70 del Dow Jones, para que comparéis:

Esta es mi visión actual del mercado y las expectativas con las que invierto. Ya os iré dando más matices de mi técnica para analizar los mercados e invertir en el mundo de las finanzas.

Tags: ,

Categoría: bolsa, Portada

FinancialRed

About the Author ()

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Gregorio Horga Gregorio, de MyFinanzas intl. dice:

    muy interesante esta visión de mercado

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed