Gestión comercial en la nube...

Los mejores momentos del año para comprar...

Posibles fuentes de financiación para PYM...

Los beneficios de estudiar Dirección Fina...

¿Cómo pedir un crédito rápido de forma...

Publicidad

Ahorrar al dejar de fumar

| 10/10/2013 | 1 Comentario

tabacoEn los últimos años la cifra de personas que ha dejado de fumar en nuestro país es millonaria, este es un dato contrastado es cierto, sin embargo en muchos casos no es un dato balanceado con la cifra de nuevos fumadores, que desafortunadamente para la salud y el bolsillo de estos resulta ser también una cifra importante nutrida fundamentalmente de un perfil de usuario joven.

No vamos a incidir en este artículo en la necesidad de dejar de fumar desde el punto de vista médico; a estas alturas el argumento está tan defendido desde tantos puntos de vista diferentes que es obvio que la gran mayoría de consumidores de tabaco conocen los riesgos del consumo de este producto, otra cosa será su valoración de esos riesgos, sin embargo, existe una tendencia por parte del fumador a no considerar el conjunto del gasto que le supone anualmente su consumo de tabaco; se viene a considerar como un gasto parcial que incluso no se tiene en cuenta del todo cuando realizamos un conjunto de gastos e ingresos; y sin embargo también lo económico, el ahorro que se puede lograr, es un motivo más que fundamentado para dejar el hábito de fumar.

Es simple; vamos a acercarnos a los perfiles de fumador, un fumador medio  que consume 10 cigarrillos diarios de una marca de tabaco media que viene a costar cuatro euros la cajetilla (20 cigarrillos) y un fumador de alto consumo que viene a consumir una cajetilla diaria.

En el primero de los casos este usuario tendrá un gasto semanal medio de 14 €, lo que al mes viene a suponer un gasto de 56 €, y como el fumador lo es los 365 días del año, este primer caso redondeará el coste medio de su gasto de tabaco anual en 672 €.

El segundo de los supuestos, el usuario que consume una cajetilla diaria, viene a gastarse por tanto 28 € semanales, que se traduce en 112 € mensuales lo que arroja al final del año la nada despreciable cantidad de 1344 €.

En esta comparación simple no se ha incluido el tabaco de liar, sobre el que existe una imagen de producto más barato. Es cierto que proporcionalmente el precio del gramo de tabaco de liar sigue siendo más barato que el que presenta el tabaco en paquetes de cigarrillos estándar, sin embargo, las últimas subidas han aumentado la presión sobre el tabaco de liar con mayores aumentos que el resto, lo que unido a la necesidad de consumo de papel y boquilla en la confección de uno de estos cigarrillos, no aleja tanto el resultado final del gasto con respecto a lo que hemos revisado aquí.

Ahora si usted se encuentra cualquiera de estos dos supuestos imagínese lo que podría hacer hoy mismo si hubiera ahorrado al dejar de fumar cualquiera de esas dos cantidades.

Por eso una idea muy interesante que nos va a permitir probablemente reforzar el compromiso de abandonar el tabaco es la de ir depositando en una especie de urna transparente, que nos permita ver el progreso de lo que vamos a hacer, el importe correspondiente a cada cajetilla de tabaco que nos vamos ahorrando en el momento en el que efectivamente nos la ahorramos; simplemente ver crecer el montón de dinero a la par que mejorar nuestra salud sin duda va a ser un estímulo más que atractivo para un habito nocivo y caro.

Otra opción (que no dejará nuestro dinero dormido) es ir ingresando periódicamente esas cantidades que antes destinábamos al tabaco en productos como cuentas remuneradas, donde, además del ahorro, a fin de año obtendremos una rentabilidad, es decir, no solo no perderemos sino que incluso podremos ganar algo.

 

Tags:

Categoría: ahorro, destacados

About the Author ()

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Juan Carlos dice:

    Ok

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed