Los beneficios de estudiar Dirección Fina...

¿Cómo pedir un crédito rápido de forma...

Razones para la inversión en bolsa a larg...

Qué es necesario para solicitar un crédi...

Cálculos de nómina: la mejor forma de ob...

Publicidad

El dinero efectivo, la mejor inversión en estos momentos

Es un debate recurrente, pero siempre es interesante escuchar diferentes opiniones, sobre el tope impuesto a los depósitos y la rentabilidad que pueden ofrecer. Limitar la ganancia a obtener, no sólo afectará a estos productos bancarios, sino que también es de suponer que restará rentabilidad a los fondos monetarios. Piensa Antonio Rodríguez Solis, autor de un artículo en Financial Red, que el intrusismo del Banco de España y los gobernantes (liberales dicen ser) hacia los depósitos no debe desviarnos de la utilidad de invertir en cash (efectivo)  y afirma saber que son muchas las personas que piensan que el dinero invertido en dinero no es inversión, sino más bien ahorro.

El dinero efectivo, la mejor inversión en estos momentos

Liquidez

Para empezar es importante saber lo que es la liquidez, esa palabra que a veces usamos sin saber muy bien que queremos decir. La liquidez es la capacidad de la empresa de hacer frente a sus obligaciones de corto plazo. La liquidez se define como la capacidad que tiene una empresa para obtener dinero en efectivo. Es el dinero en efectivo. Por ejemplo, una caja fuerte con un depósito es un activo de alta liquidez, ya que es fácilmente convertible en dinero en efectivo cuando sea necesario. Para medir la liquidez de una empresa se utiliza el ratio o razón de liquidez. La cual mide la capacidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de corto plazo. Del análisis de estas razones se puede conocer la solvencia de efectivo de la empresa y su capacidad de permanecer solvente en caso de acontecimientos adversos.

Ventajas de la liquidez:

  1. Liquidez.Las cuentas de ahorro remuneradas, depósitos y, en menor medida, los fondos de inversión monetarios y de bonos de corto plazo, son vehículos que permitenobtener en un plazo muy corto el capital que acumulan en el momento de tomar la decisión de reembolsar el dinero. Esto es muy importante, ya que podríamos decir que los fondos de renta variable también son relativamente líquidos, pero desde el momento de decidirse a tomar dinero de ellos hasta que la gestora aplica un precio de reembolso, el valor liquidativo puede haber variado algún que otro punto porcentual.
  2. Baja volatilidad. Esto tiene relación con el punto anterior. En el corto plazo, los activos volátiles como acciones, bonos de medio y largo plazo o materias primas, suponen un riesgo para el patrimonio invertido. Es por ello que, dependiendo de las necesidades futuras en plazos cercanos en el tiempo, un porcentaje de la cartera debería estar en productos menos arriesgados desde el punto de vista de la volatilidad.

Inconveniente de la liquidez:

1. Rentabilidad. Es aquí donde está el quid de la cuestión de los últimos días. Si ya la rentabilidad de los depósitos es ajustada, y para sacar algo más de tajada hay que ir cambiando de banco cada cierto tiempo y hacerse nuevo cliente (es una forma de invertir que no he hecho nunca), ahora resulta que el rendimiento de los depósitos va a ser limitado por ley, o por narices, que sería más cercano al significado real. Al ser rentabilidades tan bajas, es conveniente saber que no toda nuestra cartera debe ser “segura”, ya que la inflación haría de nuestro portafolio carne picada.

Por las razones expuestas, debemos olvidarnos de tomar medidas teniendo en cuenta las noticias que están sobrevolando a los depósitos, y seguir teniendo en cuenta para qué y para cuándo queremos el dinero invertido. Esas premisas son las que deben hacernos decidir sobre la conveniencia de tener dinero invertido en cash.

Tanto la cartera estilo Bogle como la cartera permanente tienen parte de su composición en cash, bonos de corto plazo y/o fondos de inversión monetarios o de bonos de corto plazo. Dependiendo de la edad y perfil de riesgo del inversor, la primera de ellas adapta su porcentaje en activos poco volátiles. La segunda es, como su nombre indica, permanente, y está destinada a inversores algo más conservadores, con cierta desconfianza en el sistema financiero actual, y que no quieren renunciar a una rentabilidad de la cartera de inversión por encima de la inflación.

Pese a ser el cash un activo aparentemente aburrido, pienso que se presta al debate y a la reflexión por su importancia en la cartera patrimonial. ¿Qué porcentaje de tu cartera está en productos nada o poco volátiles? ¿Consideras el cash una inversión o un ahorro? ¿Qué tipo de activo poco volátil es tu preferido para representar al cash? ¿Consideras los bonos de corto plazo en monedas distintas al euro inversión en cash?

¿La liquidez te hace ganar dinero o perderlo?

Como hemos explicado en la primera parte, hay expertos que piensan que tener el dinero en líquido es la mejor manera de ahorrarlo, la mejor inversión. Sin embargo, asegura la web www.asesora.com  que no debes utilizar la liquidez para ahorrar, no es para eso. La liquidez es para resolver tus contingencias del día a día, lo que puedas necesitar más una pequeña cantidad para imprevistos. Para el resto de tu patrimonio recomienda irte a un asesor financiero que te guíe y te ayude. Trabaja, gana dinero y déjale a tu asesor que trabaje para que tu dinero también trabaje por ti. Recuerda: en liquidez sólo lo justo y necesario, ni un céntimo más.

Y es que en el abc de la asesoría financiera figura el hecho de valorar los horizontes temporales de un cliente. El dinero debe estructurarse en el tiempo según sus necesidades. Es obvio que a mayor plazo de una inversión, mayor es el potencial de rendimiento de la misma. El objetivo de cualquier ahorrador debe ser este: Rentabilidad = Inflación + Impuestos. Tatúatelo en la cartilla del banco. Según www.asesora.com, si no sigues esto, estás perdiendo dinero. Y no te engañes, aunque hablen de inflación negativa y cosas por el estilo, la inflación real, la que ves en tu día a día es positiva. Pero entonces ¿cuál es mi objetivo?, te preguntarás. A día de hoy, según varios estudios, o nos situamos en torno al 4% o nuestro dinero, que al fin y al cabo es nuestro trabajo y nuestro esfuerzo, está perdiendo su valor.

También te puede interesar:

Tarjeta o efectivo, esa es la cuestión

¿Sabes cómo controlar tu efectivo?

Entender las finanzas en 10 términos

Imagen de Marian Weyo de shutterstock

Tags:

Categoría: ahorro, Bloggers, Portada

Antonio Rodríguez Solis

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed