Los beneficios de estudiar Dirección Fina...

¿Cómo pedir un crédito rápido de forma...

Razones para la inversión en bolsa a larg...

Qué es necesario para solicitar un crédi...

Cálculos de nómina: la mejor forma de ob...

Publicidad

Cómo evitar que nuestro banco nos cobre más comisiones en 2013

 

  • Podemos llegar a pagar más de 500 euros en comisiones al año
  • No existen comisiones obligatorias, pero la mayoría son difíciles de evitar
  • La banca on line ofrece  mejor relación calidad/precio

Las comisiones que cobran los bancos a sus clientes por sus servicios van a ser motivo de indignación por más de un ciudadano en 2013. Todas las previsiones de los expertos  apuntan a que seguirán creciendo. En 2012 estos cobros de los bancos han subido  un 40%, según el Banco de España. Además, comenzar el año haciendo un balance sobre nuestra situación financiera, pasa por conocer al detalle qué comisiones nos está cobrando nuestro banco, así como de cuáles podemos prescindir o estamos pagando innecesariamente.

Para ello, es necesario saber qué comisiones bancarias podemos evitar. Conocer de antemano si el servicio es fundamental. Debemos tener en cuenta que podemos llegar a pagar hasta 500 euros a nuestra entidad por las mismas. Una comisión bancaria es el dinero que pagamos a nuestro banco en compensación por los servicios que nos presta, tales como transferencias, disposición de dinero en los cajeros u otras operaciones.

Comparar es fundamental, y no resulta tiempo perdido si entramos en algunas sucursales de nuestro barrio a preguntar las comisiones que ofrecen para luego negociar con nuestro banco. También es necesario mirar las comisiones que cobra la banca on line, si eres joven y tienes tu vida conectada a Internet. Según un estudio de Adicae, los clientes de banca españoles pueden llegar a pagar unos 635,32 euros en comisiones en los bancos nacionalizados o en previsión de serlo. En el caso de las entidades ‘saneadas’, esta cantidad anual puede alcanzar los 338,20 euros, mientras que en la banca extranjera que opera en España la cifra ascendería a 545,32 euros.

Exija transparencia en su sucursal bancaria

Sabido esto, nuestro propósito para el nuevo año, será evitar las comisiones por las que se escapan nuestros ahorros.  El primer paso, exigir transparencia a nuestra entidad financiera, preguntar todas nuestras dudas, y salir con la respuesta a todas las dudas que podamos tener acerca de las mismas, en concreto sería una buena manera de reconducir las relaciones con nuestro banco que nos aclare cuánto nos ha cobrado por comisiones el año pasado de forma segmentada. Así será más fácil ver si realmente nos está cobrando más dinero este año por los mismos conceptos.

También debemos consultar la página de comisiones bancarias que publica el Banco de España. Hasta hace poco las entidades debían informar al Banco de España de sus tarifas de gastos y comisiones, pero desde la entrada en vigor de la Orden de Transparencia ya no están obligadas a hacerlo. Aunque es un servicio que ha dejado de tener el ciudadano, los últimos datos son de enero de 2012, así que mientras siga activa la página, nos puede servir para saber a qué distancia entre las tarifas máximas y las mínimas se sitúa nuestro banco, ahora en 2013, de las taridas que se cobraban en 2102. Un apunte, la encuesta no recoje las ofertas de la banca on line, ni las de las cuentas de alto rendimiento.

Pero los bancos son duros de pelar a la hora de negociar una rebaja de las comisiones. Muchas veces lo más que vamos a poder conseguir es la promesa personal del director de la sucursal de que no nos cobrará determinadas comisiones. Negociar con el banco es una asignatura que vamos a tener que aprobar y para ello es bueno informarse en las asociaciones de consumidores y usuarios de productos bancarios.

Comisiones que pagamos y cómo evitarlas

En teoría no existe ninguna comisión que debamos pagar de manera obligatoria, pues como ya hemos indicado será nuestra entidad la que libremente las fije, así como su importe.  Por lo tanto, somos nosotros como clientes los que tendremos que valorarlas. Sin embargo, si que existen algunas más frecuentes que otras, y otras que podemos fácilmente evitar.

  • Comisión por mantenimiento y administración de la cuenta:  Son comisiones frecuentes, sin embargo, si optamos por la modalidad de banca on line, podremos ahorrárnosla.
  • Comisiones por realizar transferencias: Aquí el importe de las mismas dista bastante de una entidad a otra.  Suelen ser muy frecuente y hay tratar de evitarlas. Además, debemos diferenciar si son nacionales, internacionales, a propia cuenta o a cuenta ajena.
  • Comisiones por ingreso de cheques:  Nefastas para aquellos que suelen ingresar sus sueldos mensualmente a través de esta modalidad de pago, más ahora que ya no se puede pagar en dinero en metálico. Es preferible cobrarlo en la entidad financiera que emite el cheque, aunque ello implique un mayor desplazamiento para realizarlo.
  • Comisiones por el uso de tarjetas. El primer paso es saber si se trata de una de débito o de crédito, pues pueden tener distintas comisiones. Opta por tarjetas de débito. Es importante también tener en cuenta, que muchas veces se nos ofrecen de manera gratuita, pero durante un periodo de tiempo determinado, que suele oscilar alrededor de un año. Transcurrido el mismo, empezarán a cobrarnos comisiones por la misma. ¿Conoce la diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito? Le recomendamos leer: Las tarjetas de débito contra el crédito y el cash.
  • Comisiones por sacar dinero en cajeros automáticos: Por regla general, la disposición de dinero en los cajeros de nuestra entidad bancaria suelen ser gratuitos, al igual que la consulta de saldo y demás operaciones que realicemos.  Sin embargo, en cuanto realizamos las mismas operaciones en un cajero no perteneciente a la red de nuestro banco, es cuando nos cobrarán por el servicio.  Si no queda más remedio que hacerlo, opta por la red de tu tarjeta, es decir, si es servired, 4B, y demás. Pues aunque también cobran comisiones, la diferencia de las mismas puede oscilar entre dos o cuatros euros.
  • Comisiones por descubiertos o posiciones deudoras:  Dejar tu cuenta con saldo negativo, es muy perjudicial para tu bolsillo, pues por regla general, nos cobrarán comisiones de entre el 20% y el 30% del saldo deudor y, frecuentemente, una comisión de unos 35 euros solo por no tener saldo suficiente. Nunca dejes tu cuenta en «números rojos» es mejor advertir al banco que devuelva una factura.
  • Comisión por cancelación de cuenta: También por esto cobran los bancos, pero suele resultar muy útil preguntar por ella cuando lleguemos a un terreno muerto en la negociación con nuestro banco.

Estas son solo algunas de las comisiones bancarias más frecuentes, tanto que son difíciles de evitar, sin embargo, un conocimiento de las mismas, e implementar una serie de hábitos, tales como sacar dinero del cajero de tu propia entidad, nos ayudará a reducir parte del dinero que acaban cobrando los bancos en el pago de estas comisiones.

Si quieres saber como realizar un buen presupuesto, le recomendamos: ¿Cómo saber si estoy en el mejor banco?

 

Categoría: Portada

Sara de la Torre

About the Author ()

Periodista en la redacción de FinancialRed

Comentarioss (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Enlaces recibidos

  1. Consejos para contratar la mejor cuenta remuneradaFinancialRed | FinancialRed | 18/04/2013
  2. Las ventajas de la banca electrónica | 22/04/2013
  3. Cuentas Banco Santander 2013 | 24/04/2013

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed