¿Cómo afecta la economía española al r...

Las entidades financieras otorgan préstam...

Gestión comercial en la nube...

Los mejores momentos del año para comprar...

Posibles fuentes de financiación para PYM...

Publicidad

La Teoría del Saltamontes aplicada al mundo laboral

| 29/06/2010 | 0 Comentarios

En ocasiones, cambiar de trabajo puede resultar beneficioso, sobre todo si la otra compañía le ofrece mejores condiciones, sueldo o posibilidades de ascenso.

Sin embargo, hay circunstancias donde no se puede tomar con facilidad dicha decisión y debe evaluarse mucho los pros y los contras a la hora de cambiar de empleo.

En 1992, y desde una perspectiva muy personal, surgió la idea de comparar el comportamiento del profesional empleado con la conducta del saltamontes. Estos artrópodos saltan de un sitio a otro con tal seguridad que aún los científicos se preguntan si se trata de un reflejo producido por el instinto de supervivencia o un proceso consciente y planificado. Lo que si es un hecho es que tan peculiar habitante de montes y praderas puede ser un ejemplo a seguir en el competido y cambiante mundo laboral contemporáneo.

Saltar de un empleo a otro no es cuestión de tomar impulso, respirar profundo y lanzarse al vacío para finalmente caer en el cargo o nivel de conocimiento deseado; es mucho más que eso, y es precisamente en este punto donde la Teoría del Saltamontes comienza a tener mayor sentido para quienes desean aventurarse, cambiar de empleo y seguir adelante.

De La Teoría del Saltamontes podemos sacar 2 principios importantes que ayudarán a tomar la decisión:

Primer principio: Agudice sus sentidos, lea e interprete las señales.

No siempre se medita lo suficientemente bien el cambio de un empleo a otro, no se observan las señales con suficiente atención y ello genera resultados distintos a los esperados. Es por ello que antes de pensar en cambiar de empleo es recomendable:

1- Hacer una lista de los pro y los contra que ofrece la posición que se posee.

2- Realizar una autoevaluación

3- Visualizar el entorno con objetividad

Segundo principio: No pruebe suerte, planifique el cambio y estudie las variables.

Si desea experimentar en un nuevo escenario laboral no puede aventurarse a la primera buena impresión que le ofrezca otra empresa, debe asegurarse que es el lugar correcto a donde quiere saltar, que sus posibilidades de seguir creciendo son mayores a las que ya posee y que, finalmente, esa posición le servirá de catapulta para alcanzar nuevos retos si es que una vez en ella siente tal necesidad. Se sugiere:

1- Hablar con sus jefes o supervisores

2- Evalúe las respuestas e iniciativas recibidas:

3- Evalúe a la nueva empresa

4- Realice una coestima completa y genere compromisos

Se recomienda tomar tiempo para poder analizar la situación y decidir si será favorable un cambio de empleo, de ser así, vía internet se pueden encontrar sitios que ofrecen puestos de trabajo eligiendo la categoría, la disponibilidad horaria y la zona que sea mas conveniente para el demandante.

Tags:

Categoría: Portada, Trabajo

FinancialRed

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed