Así es como las tensiones entre EEUU e Ir...

El consumo sigue al alza en España, el ah...

¿Cómo afecta la economía española al r...

Las entidades financieras otorgan préstam...

Gestión comercial en la nube...

Publicidad

Minijobs, ¿Solución contra el desempleo juvenil?

  • Los minijobs se perfilan como una de las soluciones al desempleo juvenil.
  • En Alemania se utilizan desde 2003, y prácticamente no hay desempleo juvenil.
  • El sueldo medio de los minijobs es de 400 euros mensuales.

 

Si hay un sector con el que el desempleo se está cebando con mayor crudeza, ese es el de los jóvenes, en concreto, un 41,7% de los jóvenes españoles se encuentra en paro, según la Comisión Europea, y la sangría no parece tener freno, ni detenerse ante ningún sector o tipo de formación profesional. Por ello, se buscan soluciones, y los minijobs se perfilan como una de las principales.

Muchos hacen propuestas, algunas tan disparatadas como la del contrato para jóvenes basado en el salario mínimo interprofesional (SMI) como base, es decir, 645,30 euros mensuales, y  que presentó la pasada semana , el presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE, Jesús Terciado. Otros miran al exterior para ver cómo lo hacen otros, y Alemania parece ser un referente en cuanta a bajas tasas de desempleo se refiere.

Y es que, hace tiempo que Alemania lleva tiempo utilizando los minijob como medida para mejor la empleabilidad de todos los alemanes, y es sin duda, su estructura laboral la que está permitiendo que presente envidiables tasas de desempleo cercanas al 6%, mientras en España ya vamos por el 27% y a la cabeza de toda Europa. Sin embargo, los minijobs no es ni la panacea al desempleo juvenil, ni sus efectos son tan beneficiosos para los jóvenes como las cifras alemanas pueden hacer creer.

Un minijob o minitrabajo, son aquellos de no más de quince horas semanales, de baja remuneración y que en países como Alemania vienen siendo pagados con una retribución media de unos 400 euros mensuales. Este tipo de contratos llevan funcionando en Alemania desde el año 2003, y surgieron como medida para atajar el desempleo y la economía sumergida, vamos los grandes retos que tiene que afrontar España si quiere salir realmente de esta crisis que la atenaza.

Consideraciones a tener en cuenta antes de aceptar este tipo de trabajo

Antes de iniciar las consideraciones que es necesario tener en cuenta a la hora de aceptar este tipo de trabajos, algunas de ellas negativas, es necesario recalcar que los minijobs no son una explotación, ni tienen por finalidad la misma. Por ello, y a pesar de que su sueldo no es suficiente para vivir, lo cierto es que pueden ser el trabajo idóneo para un perfil determinado de personas.  Así que, no es la solución al desempleo juvenil, pero tampoco una mala opción para algunos.

  • Suelen ser trabajos de escasa consideración, pero dependiendo del sector en el que esté empleado, el joven podrá adquirir una experiencia y la formación respectiva. Además, pueden acabar con los actuales contratos de becas escasamente o no remunerados que actualmente abundan en el mercado laboral y que muchos jóvenes se ven obligados a aceptar.
  • No son trabajos pensados para el largo plazo. Su escasa retribución hace que tarde o temprano el joven deba buscar un nuevo trabajo, pues con 400 euros, difícilmente podrá hacer frente al pago de lo que necesita en su vida diaria. (Véase, encarecimiento de todos los bienes y servicios, subida del IVA, pago de impuestos, así como alquiler de vivienda, y ni hablar de comprar, pues ni le concederán la hipoteca, ni la podrá pagar).
  • En el país que hemos tomado como referencia, Alemanía, los trabajadores de minijobs están excentos de pagar impuestos, y el empresario hace las cotizaciones necesarias a la seguridad social por cuenta del trabajador.
  • Los minijob permite bajas tasas de paro, dinamizar y activar a la población activa, pero no permiten vivir a sus empleados de sus sueldo, y el que necesariamente se acabará traduciendo en una fuente de ingresos adicional a otra.
  • Son empleos en los que la mayoría de las veces, no se requiere cualificación.
  • No son la solución a la búsqueda de un buen trabajo, pero sí para aquellos jóvenes que busquen compatibilizarlo con sus estudios o mujeres que tengan obligaciones familiares que tengan que simultanear con su vida laboral. Hay minijobs de fin de semana, de una semana al mes, de dos o tres días por semana o de jornada reducida. Por lo que la flexibilidad es una de sus principales características, y esta puede ser una ventaja.
  • Evidentemente, el minijob reduce la tasa de paro, y mantiene en activo a los que finalmente terminen de acertarlo, pero también precariza las condiciones laborales de los jóvenes y les lleva a la senda de un empobrecimiento progresivo, que finalmente alcanzarán al deber cotizar durante  mínimo 37 años para acceder al 100% de su pensión de jubilación y haberles computado para su cálculo, los últimos 25 años de su carrera profesional.

Por ello, muchos expertos consideran no ser la solución al desempleo juvenil, que afecta a jóvenes muy preparados, obligados finalmente a optar por los minijobs, trabajos muy por debajo de su cualificación o finalmente a emigrar fuera de sus fronteras en busca de la oportunidad laboral que aquí se les niega.

Y es que el problema de los Ni-nis tiene una difícil solución, que sin embargo urge encontrar. Si quieres saber más sobre esta problemática; te recomendamos: Ni-nis, un problema de difícil solución.

Tags:

Categoría: Portada, Trabajo

Sara de la Torre

About the Author ()

Periodista en la redacción de FinancialRed

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed