Dónde y cómo invertir tu primer sueldo...

Qué tener en cuenta al pedir un préstamo...

Tres herramientas para entender el marketi...

Diferencias entre gestión activa y gesti...

Indicadores económicos curiosos...

Publicidad

Resolvemos tus principales dudas sobre los préstamos de Internet

| 08/11/2019 | 0 Comentarios

Navegando por la red es fácil dar con decenas de compañías crediticias que ofrecen sus respectivos préstamos. Ante tal cantidad de alternativas es comprensible que tengas multitud de dudas. ¿Buscas respuestas? En Financial Red te las proporcionaremos. Nuestro objetivo es resolver las diversas cuestiones que, usuarios como tú, suelen plantearse al investigar sobre estas soluciones financieras.

¿No hay que salir de casa para nada?

En plena era digital la comodidad es máxima en multitud de transacciones. Y es que llevarlas a cabo no te exige abandonar el domicilio. Con ciertas excepciones, por supuesto. Ponte en situación: haces una compra por Internet y el servicio de Correos te deja el típico papelito para que vayas a buscar el paquete en las oficinas. Ya no puedes decir que toda la operación se ha realizado a distancia y sin desplazamientos.

¿Ocurre lo mismo en el sector de los créditos? La respuesta es negativa. La práctica totalidad de prestamos personales se obtienen sin tener que abandonar tu domicilio en ningún momento. Nuevamente hay excepciones, pero solo se aplican en caso de voluntad propia.

¿A qué nos referimos? Básicamente a que tú mismo quieras obtener la inyección de liquidez en metálico, recibiéndola directamente de manos del prestamista. En este caso debes indicarlo en el formulario, aunque solo podrás optar por esta alternativa si la empresa dispone de oficina física.

Si prefieres una transferencia bancaria, como sucede en la mayoría de casos, la confortabilidad será máxima. Ni siquiera tendrás que desplazarte para firmar el contrato. Y es que en pleno 2019 es posible hacerlo digitalmente, pudiendo emplear para tal fin varios dispositivos tecnológicos.

Pedir un crédito y tener el dinero al día siguiente, ¿es viable?

Las urgencias económicas son muy comunes en la actualidad. Y es que son muchas las adversidades a las que puedes tener que hacer frente. Por si fuera poco, las mismas suelen surgir de forma repentina, prácticamente sin que te lo esperes.

Un buen ejemplo es el de que el coche, sin comerlo ni beberlo, te deje tirado. No solo sucede con los que ya tienen muchos años a sus espaldas, sino también con los que salieron del concesionario hace poco.

¿Qué hacer si no puedes costear la reparación en tu taller de confianza? Sigues necesitando el coche para realizar tus desplazamientos, ¿verdad? En tal caso los prestamos rapidos son ideales para ti.

En otros tiempos, debido a los escasos medios tecnológicos, el tiempo que transcurría entre la petición y la recepción del dinero era bastante amplio. En 2019 es todo lo contrario. La celeridad se hace patente de principio a fin.

Incluso si pides un crédito el domingo, al lunes siguiente –es decir, en menos de 24 horas– ya tendrás el dinero disponible. De esta manera podrás poner en orden tu situación financiera sin que te siga ocasionando intranquilidad.

¿Cuáles son los requisitos mínimos?

Es innegable que las condiciones varían enormemente entre unos y otros prestamistas. Lo que algunos de ellos exigen, otros pueden omitirlo por completo. La morosidad lo demuestra, estando determinada por listados como RAI o ASNEF.

Así como unas entidades valoran muy positivamente que sus potenciales clientes no estén inscritos en ellas, otros hacen caso omiso de dichos documentos. Sí, asumen un mayor riesgo, pero a cambio atraen a más usuarios.

No sucede lo mismo con los considerados como requisitos mínimos. Nos referimos a aquellas condiciones que son comunes en todos los prestamistas. Por ejemplo, residir en España es fundamental para contratar cualquiera de las soluciones financieras que ofrecen.

No es lo único: también resulta imprescindible ser mayor de edad. De hecho, algunos prestamistas van más allá y sitúan el mínimo no en los dieciocho años, sino en veintiuno.

0% de intereses, ¿hay alguna trampa?

Las compañías de créditos son empresas privadas. Así pues, sus beneficios dependen de los intereses que van ingresando con los prestamos que conceden. Sin embargo, algunas de ellas ofrecen soluciones financieras sin ningún tipo de TIN/TAE.

Es posible que ello te cause desconfianza, pero has de saber que detrás de estas promociones no se esconde ninguna trampa. Las letras pequeñas siempre deben ser leídas por ti, pero ninguna hará referencia a un pago que sea mayor a la cifra obtenida en el préstamo.

Solo tendrás que devolver el importe del crédito en cuestión. ¿La empresa elegida te presta 300 euros? Al finalizar el período establecido en el contrato esa será la cantidad a retornar. Entonces, ¿dónde está el truco? Básicamente en que solo puedes optar una vez a este tipo de créditos.

Se trata de una muy buena estrategia de marketing, puesto que consigue el resultado deseado por la compañía: atraer a potenciales clientes. Si dudas entre un crédito con intereses y otro sin ellos, siempre optarás por este último. Pero en futuras ocasiones, al haber aprovechado ya la oferta de bienvenida, recurrirás a las soluciones financieras que sí acarrean una cierta tasa.

Categoría: ahorro

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed