Cómo ahorrar en calefacción...

Qué son las hipotecas verdes...

Tipos de activos básicos en el mundo fina...

Qué es y cómo funciona el bono para la c...

¿Dónde están los pisos compartidos de a...

Publicidad

Tipos de activos básicos en el mundo financiero

| 10/10/2018 | 0 Comentarios

En estos días en los que Internet acerca a cualquier hogar productos o servicios de todos los sectores, no es de extrañar el creciente interés por la inversión en los hogares. Adentrarse en el mundo financiero desde nuestra casa, a un solo clic resulta atractivo. Pero no por sencillo en la practica debemos dejar de lado que el conocimiento también debe estar presente. Independientemente de la cantidad que queramos invertir, debemos ser conscientes de donde vamos a hacerlo, ya que existen muchos activos a nuestra disposición y quizá, no todos se adecuen a nuestro perfil inversor. Una pequeña búsqueda informativa nos dará las nociones básicas nos evitará disgustos futuros.

51039207_eb853788fd_z

Fuente: Wall Street Bull by Herval via Flickr– (CC BY 2.0)

Activos de inversión básicos

Podemos decidirnos por diversificar nuestra cartera en renta fija o variable. Los primeros son instrumentos de inversión de bajo riesgo con una rentabilidad, normalmente baja, pero conocida de antemano. Por su parte la renta variable, no tiene una rentabilidad ni retorno garantizado y suele corresponder a instrumentos volátiles, como por ejemplo las acciones de empresas que pueden incluso llevarnos a perder todo el capital.

Dentro de la renta variable podemos escoger entre un amalgama de subproductos inversores con mayor o menor riesgo o retorno. Una opción por ejemplo sería el mercado de futuros, donde podríamos negociar con materia primas o índices bursátiles, y cuya particularidad está en que se opera mediante un contrato.

El contrato de futuros no es más que un acuerdo entre partes de un número determinado de bienes, a un precio y fecha establecida de antemano. Una variante interesante de los futuros y que está bastante de moda son las opciones, que también se gestionan como contratos. Su diferencia está en que quien compra el activo, adquiere el derecho de ejercer lo que indica el contrato, pero no la obligación. Si la tipología de las opciones nos gusta, podemos ir un paso más allá y operar con warrants.

Este tipo de opciones también nos otorgan el derecho a decidir qué hacer con los títulos, pero pagando una prima a modo de fianza por ejercer dicho derecho. También podría adaptarse a nuestra operativa el Forex, que es el mercado mundial descentralizado donde se intercambian todas las divisas que existen. Es el más líquido y de mayor volumen donde las ganancias potenciales son grandes.

 

29276474815_802bf14b55_o

Fuente: forex Trading Market  by Kamal Boy via Flickr– (CC BY SA 2.0)

Uso de intermediarios fiables

Seguro que nuestro banco más cercano puede ofrecernos el participar de estas inversiones, pero como decíamos, Internet nos pone la inversión a tiro desde el sofá. Aquí emergen las figuras de los brókeres online, o empresas intermediarias que también ofrecen todos estos productos. Esto lo hacen directamente, como CFD (contrato por diferencia), ETF (Fondo índice cotizado) o algunos por figuras más o menos complejas. A todos ellos se les exige una severa regulación en los países donde ofrecen servicio, así como garantías de salvaguarda de los fondos en los bancos que colaboran. Con todo esto, como clientes, debemos hacer nuestro trabajo de prospección para dar con el bróker, banco o tipo de inversión que más se adecua a nuestro perfil, pues también en este sector existe el fraude y hay empresas que buscan quitarnos de manera ilícita nuestro dinero.

Categoría: ahorro

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed