Gestión comercial en la nube...

Los mejores momentos del año para comprar...

Posibles fuentes de financiación para PYM...

Los beneficios de estudiar Dirección Fina...

¿Cómo pedir un crédito rápido de forma...

Publicidad

La quinta mayor quiebra de la historia de España pasa inadvertida

| 05/10/2012 | 1 Comentario

Seguro que Alteco y Mag Import son dos nombre que no le resultan muy familiares. Probablemente la culpa, como todo, la tiene el Banco Central Europeo, un rescate que no se sabe si va o viene, la reforma del sistema financiera., etc. Todos ellos han quitado protagonismo a la noticia que debería haber abierto los periódicos hace un par de días: Alteco y Mag Import protagonizan la quinta mayor quiebra de la historia de España. 

Alteco y Mag Import  son los vehículos de inversión de los empresarios Joaquín Rivero y Bautista Soler y dueños del 31% de la inmobiliaria francesa Gecina, han presentado recientemente concurso de acreedores una vez que Natixis bloquease la refinanciación de un crédito de más de 1.600 millones de euros. Es la quinta mayor quiebra de la historia económica de España, curiosamente todas ellas dentro del sector inmobiliario. Los últimos ecos de un sistema basado en la especulación y cuyas consecuencias seguimos y seguiremos pagando los contribuyentes durante décadas.

Situación límite

Presentar un concurso de acreedores, en contra de lo que pueda parecer, no suele representar una oportunidad de salvación para una empresa, sino que, en la inmensa mayoría de ocasiones, sirve para firmar su sentencia de muerte definitiva. Según un reciente estudio de Diagonal Corporate Finance, el 97% de las empresas que se acogen a él, no consiguen superar con éxito el proceso y entran en fase de liquidación y cierre.

En España, la coyuntura actual no invita precisamente al optimismo. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al primer trimestre de 2012 revelan un incremento interanual del 21,5% del número de deudores concursados, y eso a pesar de la increíble destrucción de tejido empresarial que se produjo en los años anteriores.

De hecho, entre 2007 y 2011, más de 15.000 compañías entraron en concurso de acreedores, de las que más del 90% entraron en proceso de liquidación. Sólo tomando como referencia los diez mayores concursos –la mayoría de los cuales dentro del sector del ladrillo-, la escalofriante cifra de deuda superaba los 18.000 millones de euros.

Escalera hacia el ocaso

¿Quieren saber los nombres de los protagonistas de esta funesta y particular lista negra? Como si de un programa musical se tratara, aquí están todos ellos, centrándonos en los tres primeros, cuyo hundimiento sacudió a la opinión… y a los bolsillos de muchos de nosotros, imaginándonos cuánto nos tocaría pagar a cada uno por los excesos cometidos por otros:

10. Septiembre 2009. Nozar acumula una deuda de 700 millones de euros

9. Marzo de 2008. Lábaro entra en concurso tras adeudar alrededor de 700 millones

8. Octubre de 2007. Llanera no puede más con un pasivo de 750 millones de euros

7. Julio de 2009. ¿Recuerdan a Aifos? Su deuda era de 1.000 millones de euros

6. Noviembre de 2008. Tremón dice basta, tras acumular 1.000 millones en números rojos

5. Octubre de 2012. Alteco y Mag Import, los nuevos alumnos de la lista

4. Nueva Rumasa adeuda 2.100 millones de euros y entra en concurso

Y aquí el Olimpo de las deudas, el pódium de los excesos y los máximos exponentes del fin de una época basada en la especulación y la irrealidad. Estos son los tres procesos concursales más relevantes por su cuantía en la historia de España:

3. Sacresa declara un pasivo de 2.600 millones de euros. Sacresa, núcleo de la que fue una de las mayores empresas del sector inmobiliario en Europa, Metrovacesa, presentó a finales de junio de 2010 concurso de acreedores tras acumular unas deudas a terceros de 1.800 millones de euros y un pasivo de 4.480 millones.

Esta compañía, controlada mayoritariamente por la familia Sanahuja, no logró conseguir el respaldo de las quince entidades financieras acreedoras para refinanciar su deuda, al no considerar creíble el plan de viabilidad que se les presentó, y por el que los Sanahuja cedían a la banca casi todos sus activos inmobiliarios, pero retenían la propiedad del centro comercial Magic Badalona y la sociedad patrimonial de la Illa Diagonal.

Milagrosamente, en junio de este año, los acreedores aprobaron un convenio para reflotar el Grupo, con una quita cercana a los 700 millones, equivalente a aproximadamente el 40% de la deuda.

2. Habitat se declara insolvente. En diciembre de 2008, la inmobiliaria Habitat aseguró ser incapaz de pagar la deuda de 2.840 millones de euros que acumulaba. La dimensión de esta quiebra obligó a sus acreedores a buscar la fórmula más adecuada para mantener viva a la compañía.

En primavera de 2010, el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona aprobó el convenio de acreedores de la empresa, que contemplaba dos alternativas en el pago de la deuda. O bien la empresa paga el 80% del pasivo con una quita del 20% en ocho años, o bien una quita de alrededor del 70% abonando lo que debía en sólo cinco años.

Ambas propuestas estaban circunscritas a un plan de viabilidad muy restrictivo para la empresa, que en ningún caso tendrá libertad de movimiento hasta 2013. Aún así, desde la compañía han declarado en varias ocasiones la incapacidad para hacer frente a los pagos.

1. Martisa-Fadesa reconoce un agujero…¡de 7.000 millones de euros! Era la mayor inmobiliaria de Europa, el espejo en el que mirarse para todo el sector en el Viejo Continente. Hasta que la asfixia financiera le obligó a acogerse al concurso de acreedores en julio de 2008. En marzo de 2011, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de La Coruña aprobó el plan de pagos de la inmobiliaria en un plazo de 10 años.

Sorprendentemente, poco después la Audiencia Provincial de La Coruña desestimó el recurso de apelación que interpusieron Shinsei Bank y Jer Valencia, ambos acreedores de Martinsa. Hace apenas unas semanas, la compañía explicó que intentará hacer todo lo que esté en su mano para cumplir con las medidas contempladas en el convenio de acreedores.

Foto: CCEugenio

 

Categoría: Empresas, Portada

Carlos S. Ponz

About the Author ()

Periodista económico, experto en comunicación estratégica y lobbying y fanático de los entornos 2.0 y del concepto de libertad digital. Profundamente convencido de que la crisis actual servirá para reinventar el mundo hacia algo mejor, aunque también que el camino seguirá regándose de víctimas que se resisten al cambio. Soñar, proponer, idear, atreverse... algo más que palabras que me definen. Conceptos de un ideal al que aspiro que se llegue algún día.

Blogs personales:

http://www.blog.pizarraeconomica.com/

 

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Antonio de Miguel Antonio de Miguel dice:

    Lo importante es conocer el activo y el pasivo de esas patrimoniales, pero ya estaban aguantando demasiado. Además Naxitis es una gran Bankia de las cajas francesas que tiene tanto riesgo inmobiliario como las cajas españolas.

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed