¿Qué es y para qué sirve el TAE de la h...

Por qué es importante el presupuesto dom...

Dropshipping en Shopify...

Grandes gastos: no sólo de recortar peque...

El top 10 en dispositivos de transporte pa...

Publicidad

Crece el temor al efecto Chipre ¿Deben preocuparse los ahorradores españoles?

España es un país con escasa capacidad para evitar los contagios económicos de sus vecinos europeos. En los últimos días el temor ante las consecuencias del rescate chipriota ha hecho mella en los ahorradores españoles que ven peligrar también el dinero que tienen depositado en sus bancos.

Los depósitos bancarios son el producto financiero preferido por los pequeños ahorradores en España. De ahí que ante la medida inicialmente propuesta por Bruselas a Chipre para gravar los depósitos bancarios sean muchos españoles los que y  atendiendo al dicho cuándo las barbas de tu vecino veas cortar… hayan comenzado a cancelar depósitos, cambiarlos a entidades más solventes o fraccionarlos en diversas cuentas.

Sin embargo,  ni la situación es la misma ni los depósitos bancarios tienen el mismo significado en un país y en otro.  El temor de los ahorradores españoles es por el momento infundado.

Chipre no es España y sus depósitos bancarios son diferentes

España solicitó un rescate para sus bancos pero las exigencias para su concesión distan bastantes de las requeridas a Chipre. Los españoles ya estamos pagando el nuestro con otro tipo de medidas como recortes o subida de impuestos. El ajuste y saneamiento financiero que los Chipriotas deberán acometer necesita de medidas aún más profundas.

En primer lugar, la tasa a los depósitos bancarios chipriotas pasa por gravar los depósitos bancarios superiores a los 100 mil euros. Ahora bien, el ahorrador en Chipre dista bastante del ahorrador español. En Chipre más de un 42% de los depósitos bancarios superan los 500.000 mil euros. Hablamos por tanto de ricos ahorradores.

En España los depósitos son para ahorradores y en Chipre para inversores extranjeros en buena medida. De ahí que Bruselas haya centrado su atención en ellos como garantía de devolución del dinero que deba prestar.

En segundo lugar, Chipre poco tiene que ver con España. Hablamos de la economía más pequeña de la eurozona (Chipre) en comparación con la que es la cuarta economía (España).  Una salida de España del euro es inviable y una salida de Chipre previsible y seguramente prevista. De  hecho, el Eurogrupo ya ha comenzado a preparar planes de contingencia en el caso de que se cumplan los peores pronósticos: la salida de Chipre de la Unión Europea.

¿Son seguros los depósitos bancarios?

Esta es la pregunta del millón. En España los ahorradores tienen asegurado su dinero de momento. Es difícil prever lo que sucederá a largo plazo pues el dinero de los depósitos está asegurado a través del Fondo de Garantía de Depósitos y la reducción del déficit se está acometiendo por la vía de otros ajustes.

Alternativas a los depósitos bancarios

Si a pesar de ello el temor impera a la lógica tratemos de buscar un producto financiero que se parezca a los depósitos pero que no supongan un incremento del riesgo de manera considerable. En ese sentido planteamos las alternativas siguientes:

  • Deuda del Estado. Es una de las opciones más seguras a la hora de invertir después de los depósitos. Sin embargo, su rentabilidad también suele ser menor (aunque, generalmente suele superar el límite del 1,75% fijado por el Banco de España para los depósitos).
  • Fondos Garantizados: Son fondos de inversión que garantizan el capital invertido. Sus rentabilidades no suelen ser muy altas. Sin embargo, el tratamiento fiscal suele ser más favorable que el aplicado a los depósitos. No podemos olvidar que son productos más complejos que los depósitos que requieren más conocimientos por parte del inversor y que no están protegidos por el fondo de garantía de depósitos.  Después de la fecha de vencimiento de los fondos garantizados estos pueden convertirse en productos financieros de  mayor riesgo.
  • Fondepósitos. Son fondos de inversión que invierten de depósitos. Podemos encontrar rentabilidades interesantes. Sin embargo, es necesario fijarse en las comisiones vinculadas a este tipo de productos para poder calcular la rentabilidad final del mismo.

Si estas buscando mayor rentabilidad,  puede ser el momento para dar el salto a inversiones de mayor riesgo.

Desde Financialred recomendamos la lectura relacionada: cómo estamos pagando los españoles nuestro rescate

Categoría: Portada

Sara de la Torre

About the Author ()

Periodista en la redacción de FinancialRed

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed