Resolvemos tus principales dudas sobre los...

Aprende a cuidar de tus clientes gracias a...

El descuento comercial: la revolución en ...

Calcula tu Hipoteca Inversa...

El consumo sigue al alza en España, el ah...

Publicidad

Dividendos: ¿En efectivo o en acciones?

En base al anuncio realizado de pago de dividendo con acciones para abril aprobado por BBVA, que había sido aprobado en la junta de accionistas celebrada la semana pasada, se nos ha ocurrido hacer un repaso de las características generales de los dividendos, y qué ventajas y desventajas podría tener cobrarlo tanto en efectivo como en acciones, lo que es conocido como «Dividendo Opción«.

Se lo conoce de dicha manera, no porque se constituya en una opción como instrumento, sino porque el tenedor de las acciones puede elegir entre recibir el monto al cual es acreedor por ser un accionista, sea de forma efectiva por medio de la entrega en cuenta del dinero, o por otorgamiento de nuevas acciones a su nombre.

BBVA se convierte en una institución más, dentro del mundo de las cotizadas que, sustituye a lo que es el dividendo normal, para segmentar el mismo en parte apuntando a una ampliación de capital que da al inversor la opción de recibir acciones de nueva creación.

Sin hacer destaque en esta ocasión el pago de dividendos de BBVA, que ya hemos explicitado en otros de nuestros blogs de las temática financiera y bursátil, vamos a destacar por sobre todas las cosas de qué constan los dividendos pagados en acciones y con la posibilidad de que, si el tenedor quiere, se le abone en efectivo.

El primer tema base para entender el funcionamiento es que, si uno acepta el pago de dividendos como acciones, se mantendrá el porcentaje de participación en la compañía, aunque no tendrá liquidez inmediata de la retribución; pero, si opta por el pago en efectivo, tiene el inconveniente para el inversor de que su participación se diluye. Entonces, estamos dentro de una dicotomía clara, que debe ser enfocada según las necesidades del inversor.

Y esto se potencia, porque cada vez son muchas más las cotizadas que ofrecen el dividendo en acciones. Los últimos en incorporarse a este sistema fueron Gas Natural y, ahora, BBVA. Destacamos que, el dividendo se conoce en términos financieros como “scrip dividend”.

Ahora bien, ¿cuáles son las compañías que lo aplicarán? Pues bien, su cantidad no está definida aún pero sabemos que los accionistas que tendrán la opción esta serán los de:

¿Y cuál es la razón para que las empresas decidan dar esta forma y opción de remuneración al accionista? ¿Están encubriendo algo? Lo claro es que, esta forma de retribución al accionista tiene una finalidad que se puede considerar doble. Por una parte hace que la compañía refuerce el capital, y así cumplir con las exigencias que están buscando desde el Ejecutivo para el año próximo en adelante. Pero, además, las compañías logran otorgando acciones, llevar a cabo una ampliación de capital con cargo a reservas, que se las conoce como «liberadas».

En este sentido, los accionistas no tienen que aportar un céntimo a la compañía para recibir esas acciones. Asimismo, ahorran el coste de ejecutar el pago en efectivo. Entonces, el dinero que se encontraba como pago de dividendos, estará aumentando el capital.

La segunda pregunta me la hago a mí mismo realmente, y pregunto, si las empresas buscarían ocultar algo con esta jugada. La cuestión radica en que, muchos accionistas esperan el pago de dividendos en concepto de efectivo, y con él afrontar algunos gastos que pueden ser menores como no. De esta manera, lo obligan a dejar su dinero dentro de la compañía o bien, atenerse a perder participación, lo cual a veces puede sonar a «arrebato»

Pero, siendo accionista y no teniendo este tipo de inconvenientes ¿qué es más interesante para el accionista?

Todo dependerá de lo que el accionista busca con su inversión. Si el objetivo es de rentabilidad al adquirir la acción y con el cobro de dividendo ya se cumplen, lo mejor es cobrar en efectivo y salir del valor. Ahora bien, si el tenedor de títulos quiere y plantea buenas perspectivas sobre el valor, la opción de percibir el dividendo en acciones es lo más adecuado, por lo cual también se encontrará eximido de retención fiscal.

Destacamos que, a la hora de recibir nuestra retribución en acciones, si sobra algún derecho y no se lo puede convertir en más valores, estará presente la opción de comprar más derechos para obtener dicha acción, o bien venderlos y percibir el efectivo correspondiente. En estos casos, conveniente es comprar algunos más para no tener que tramitar dos vías distintas para el cobro.

Imagen: Financialred

Tags: ,

Categoría: bolsa, Empresas, Inversión, Inversiones y bolsa

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed