Dónde y cómo invertir tu primer sueldo...

Qué tener en cuenta al pedir un préstamo...

Tres herramientas para entender el marketi...

Diferencias entre gestión activa y gesti...

Indicadores económicos curiosos...

Publicidad

¿Qué hay detrás de las donaciones de los ricos: generosidad, placer, ahorro fiscal?

Acaba de transcender a la opinión pública que Amancio Ortega, dueño del imperio Inditex, el hombre más rico de España y el quinto del mundo según la lista de Forbes, ha donado 20 millones de euros a Cáritas para que esta entidad afronte las crecientes necesidades de alimentación, ayuda farmacéutica, servicios de vivienda y material escolar motivadas por la crisis en España.

La noticia llega apenas unos días después de que nos enterásemos que otro conocido multimillonario el gestor de Hedge Funds ( fondos de inversión de alto riesgo) John Paulson había donado 100 millones de dólares para la conservación de Central Park de Nueva York.

Este derroche de generosidad no es en ningún caso aislado, nombres tan famosos como Bill Gates, Marc Zuckerberg, Warren Buffet o el cineasta George Lucas suelen aparecer en las listas mundiales de los grandes filántropos del mundo. En más de una ocasión también hemos visto como muchos de ellos se unen  en favor de grandes causas sociales, como ocurrió en 2009 con el proyecto The Giving Pledge (el compromiso de donar), surgió cuando el matrimonio Gates y Warren Buffett comenzaron a reunirse en privado con otros multimillonarios y logaron que 400 de ellos se unieran para recaudar  600.000 millones de dólares que enviaron a los países con hambruna.

¿Motivos?

Algunos de ellos, como Bill Gates, han explicado que resulta más gratificante donar dinero que quedárselo uno mismo. «Por encima de un determinado umbral, tener más dinero no supone una diferencia en la manera en que uno vive. Pero donar dinero a causas filantrópicas sí que te la cambia. Para bien», ha comentado en varias entrevistas.  Algunos estudios universitarios coinciden con él en que el cerebro humano experimenta más placer gastando aunque sea poco para otros que para uno mismo.

Pero tampoco faltan los que aseguran que tras estos alardes de generosidad está, por un lado la necesidad de lavar la conciencia, pero, sobre todo la de ajustar las cuentas con Hacienda.

¿Acaso es generosidad que la mayoría de las donaciones se realicen al final de año cuando las cuentas del ejercicio están a punto de cuadrarse? Todo apunta a que no.

EEUU rompe récords y es el país del mundo que más dinero destina a donaciones, alrededor de unos 200.000 millones al año.  Por supuesto la tradición manda, la idea de donar está fuertemente arraigada a sus costumbres desde que en 1935 crearan la American Association of fundraising counsel, pero también la legislación. Y la estadounidense es una de las más generosas. La Española está a años luz, pero los excesos de generosidad también tienen una suculenta compensación en forma de rebaja fiscal.

. Personas físicas. Si quién hace la donación es una persona física, podría deducirse hasta el 25% de la cantidad donada, con un límite del 10% de la base liquidable (es decir, de la cantidad por la que finalmente se paga el impuesto de la Renta) del contribuyente.

. Personas jurídicas. En el caso de que la donación se haga a través de una persona jurídica, por ejemplo una Fundación como lo ha hecho Amancio Ortega, el límite está en el 35% de la base de la deducción y esta no podrá superar el 10% de la base imponible del período impositivo del impuesto de sociedades, pero las cantidades que excedan dicho límite se podrán aplicar la deducción en los períodos impositivos que concluyan en los diez años inmediatos y sucesivos, según la Ley de Mecenazago aprobada en 2002.

Sin duda un incentivo más que notable para hacer una buena acción al tiempo que esquiva al fisco que duele mucho más.

Tags:

Categoría: Economía, Portada

Pilar Blázquez

About the Author ()

Comentarioss (7)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. uge dice:

    Sea o no por su beneficio, ese dinero puede ayudar a mucha gente, asi que adelante. Ojala hubiera mas.

  2. Carmen dice:

    Pero por qué sí los dona es malo si y si se los queda es más malo aún.. Podríamos alegrarnos todos de todo lo que a ayudar ese dinero a mucha gente. Yo también tengo 2 niños apadrinados y colaboro con Cáritas y con AACC y también me beneficio, aunque a otro nivel de hacienda … Soy mala por ello?? Qué tonterías

  3. Adriana dice:

    Me parece que hacer la vista gorda a las cuestiones éticas que subyacen no es el camino para un mundo mejor.
    Hay parte de sentimientos de culpa, hay también ahorros fiscales pero hay también otro aspecto que está negado y que es el goce de la demostración de una situación de privilegio: «doy porque puedo». Es una muestra de poder y precisamente es una forma que se lee generosa cuando en realidad genera dependencias y niega la dignidad del otro. Es una forma de poder y de soberbia basada en una asimetría sostenida por el beneplácito de toda la sociedad. Y hay además otra realidad negada que la dice el mismo Gates: “Por encima de un determinado umbral, tener más dinero no supone una diferencia en la manera en que uno vive.»

  4. Izaam dice:

    Con la mentalidad servil que supuran los dos primeros comentarios, vamos de cabeza al tercer mundo.

    Si tanto le preocupa al sr Amancio Ortenga la situación de su país,que deje de deslocalizar sus fábricas y las establezca en España. Que pague salarios dignos a sus trabajadores y tribute en este país al margen de SICAVS.

    http://www.tomalatele.tv/web/?p=4729

    Desde luego aumentarán mucho sus costes de producción y de distribución, pero contribuiría decisivamente a combatir la crisis-estafa que padecemos. En vez de eso, da una limosna de vez en cuando mientras sigue explotando familias enteras en países en vias de desarrollo:

    http://www.elconfidencial.com/espana/2011/08/19/brasil-acorrala-a-inditex-detectados-otros-30-talleres-de-esclavos-vinculados-a-zara-82905/

  5. Jesus | Base de datos de correos dice:

    La verdad que los ricos son ricos porque saben atajar muchos problemas que los que no somos ricos no sabemos, si bien es cuestionable su forma de hacer negocio con la gente eso es otra cosa ya que cuando les toca ser empresarios ellos se olvidan de que son una O.N.G pero cuando les toca donar dinero a gente que lo necesita también se olvidan de que son empresario y se hacen la idea de que son filantropos, pues debemos de reconocer dicha labor y aborrecer la otra…?
    Bueno al fin y al cabo el mundo es así, y hay que saber valorar lo bueno con lo malo..

  6. magda dice:

    Si el donativo es de su propio dinero, digo estan en su drecho de preferir donarlo para el beneficio social que pagar impuestos, el problema radica cuando el donativo lo hacen otros, la gente comun y eLlos lo declaran como donativo propio! Ahi esta la trampa!

  7. josemi dice:

    Izaam, deberías leer bien el propio link que tú indicas, el problema no es de INIDITEX, es de la subcontratación de la firma que les fabrica en Brasil (como tú bien sabes y se ha visto en España en la construcción es uno de los problemas de este sistema, en la obras al final no acabas sabiendo ni cuanto cobran esas personas, incluso si tienen contrato y conocen las normas en materia de prevención (cuando hay un accidente es cuando llega a destaparse todo)).
    En cuanto a que dé de vez en cuando, mejor que de de vez en cuando a que no de, que las personas de los comedores de CARITAS bien lo agradecerán.
    ¿Y tú das algo?, aunque sea una vez al año, yo colaboro con el Comedor de Martinez Campos, te invito a visitarnos y colabores con las Hermanas.
    Para mí mejor dar que no dar, que ese dinero aunque poco y se beneficien de desgravaciones, sin duda es bienvenido por mucha gente y más con la que está cayendo.

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed