¿Cómo afecta la economía española al r...

Las entidades financieras otorgan préstam...

Gestión comercial en la nube...

Los mejores momentos del año para comprar...

Posibles fuentes de financiación para PYM...

Publicidad

Se suicida un gestor de ‘hedge funds’ tras estafar más de 245 millones de dólares

Jueves 26 de julio, las autoridades financieras de Sudafrica visitan las oficinas del hedge fund Basileus Capital, en Cape Town, para investigar su uno de sus fondos de más éxito el Relative Value Arbitrage Fund (RVAF). Según sus sospechas, sus gestores Herman Pretorius y su socio Julian Williams podrían haber estado operando una gigantesca estafa sobre un esquema Ponzzi que habría generado a sus «clientes», pérdidas superiores a 245 millones de dólares.

No hizo falta esperar al informe oficial para saber si eran o no culpables. Apenas unas horas después de la investigación,  ambos socios fueron encontrados muertos. Según las autoridades sudafricanas, todo apunta a que Herman Pretorius se suicidó tras asesinar a su socio Williams, según ha publicado la revista Forbes. 

Pretrorius era el principal propietario del RVAF. Un fondo que llevaba funcionando desde 2004 y que había proporcionado, durante los últimos cinco años, rentabilidades entre el 20% y el 30%. Se calcula que, al menos, 3.000 personas habrían invertido en RVAF un total de 250 millones de dólares, y que Pretorius estaba pagando entre 7,5% a 12% a los intermediarios que atraían nuevos inversores.

Sus dudosas prácticas fueron denunciadas por el periodista financiero Julio Cobbett en MoneyWeb.co.za el pasado 14 de junio.  Según Cobbett varios asesores financieros habían dado la voz de alarma sobre las excesivas rentabilidades que proporcionaba el fondo gestionado por Pretorius. En el artículo hablaba de varias señales de alerta. Desde que RVAF no estaba registrada en el FSB (algo así como la CNMV sudafricana), hasta la ausencia de un auditor independiente que verificara los supuestos beneficios. Cobbett llegó incluso a entrevistarse con Pretorius, aunque según cuenta en su artículo, el encuentro no sirvió para conseguir demasiada información.

Tras la publicación de ese reportaje, según explicó Pretorius a las autoridades financieras, se multiplicaron las demandas de retirada de fondos de RVAF, lo que puso en peligro la bases del negocio. Ya que las estafas construidas sobre el esquema Ponzzi (famoso por ser el que utilizó el financiero estadounidense Bernard Madoff) se basan en pagar a los primeros inversores con el dinero que van ingresando los nuevos. Si hay más retiradas de fondos que nuevos inversores el negocio se desmorona como un castillo de naipes.

Varios días después de la muerte de los gestores de RVAF, uno de los inversores solicitó ante un tribunal sudafricano que las autoridades iniciaran un proceso similar la declaración de concurso de acreedores o quiebra, que ha permitido verificar que el fondo apenas tiene liquidez para devolver las inversiones realizada.

Como ya ocurrió en el caso Madoff, Herman Pretorius también era un gestor de gran prestigio que se movía entre las élites de mayor lujo de Ciudad del Cabo. A la prensa local le gustaba destacar su pasión por los coches exóticos, incluyendo un Aston Martin. Y en varias ocasiones se publicaron reportajes sobre sus extravagantes viviendas. En este momento todas esas propiedades están en el punto de vista de los investigadores financieros, ya que podría ser los únicos activos con los que compensar a los damnificados por Pretorius.

 

Categoría: bolsa, Portada

Pilar Blázquez

About the Author ()

Comentarioss (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. anonimo dice:

    Esa estafa me suena. El Sistema de la Seguridad Social….

  2. FinancialRed admin dice:

    Con tanto dinero de por medio, parece también probable que hubiera sido un ajuste de cuentas.

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed