Los errores más habituales en el mantenim...

Tips para encontrar piso de alquiler...

La revolución de la belleza masculina en ...

Cómo ahorrar en la vuelta al cole...

¿Para qué sirven los informes de empresa...

Publicidad

Las ventajas de los créditos a plazos

| 01/09/2017 | 0 Comentarios
Muchas personas encuentran ciertas dificultades económicas en numerosos momentos de su vida, tales como pagar el cuantioso incremento de una factura, abonar el coste de la reparación de un vehículo, asumir el precio del arreglo de un electrodoméstico de uso diario o un montón de situaciones habituales más. En todas estas circunstancias se necesita disponer de algunos ahorros con los que en ocasiones no se cuenta. Por ello, muchas plataformas online ofrecer servicios financieros como los créditos a plazos a modo de ayuda. Se trata de productos que las entidades bancarias y las empresas crediticias llevan ofreciendo desde décadas atras y que continúan siendo principales a pesar de la irrupción de los minicréditos.
coins-361488_1280

En los últimos años, los créditos a plazos han dado el salto a la red, ya que hasta ahora solo se podían conseguir a través de oficinas bancarias, en persona o por teléfono. Actualmente, acceder a estos productos a través de Internet es una gran comodidad, ya que de esta forma no es necesario salir de casa y, por tanto, no habrá que perder tiempo innecesariamente o pedir horas libres en el trabajo y tampoco será necesario moverse del domicilio en el que el solicitante se encuentre. Será suficiente tener en posesión un dispositivo electrónico con conexión a Internet para poder solicitar el crédito a plazos.

No se puede hablar de condiciones generales, puesto que cada página web o prestamista tiene las suyas propias. La cantidad y las cuotas, así como los intereses dependerán de cada portal. Lo más normal es que las cuotas sean mensuales, pero se pueden encontrar casos excepcionales en los que puedan ser semanales, quincenales o trimestrales. Se suele optar por estos productos siempre y cuando se necesite un importe de carácter mediano, ya que tampoco es bueno contar con este modo de financiación de forma habitual.

A la hora de solicitar un préstamo de este tipo será bueno comparar las diferentes páginas que lo ofrecen. La mejor forma de ver cuál es la mejor es fijarse en tres aspectos básicos: el importe a solicitar, el TAE (el pago de intereses) y el plazo, es decir, el periodo mínimo o máximo para la devolución del crédito.

Estos métodos de financiación se están consolidando en el mercado europeo. Su volumen de negocio puede llegar a alcanzar millones de euros, creciendo casi un 90% cada año. Esto se debe a la facilidad que se brinda a los clientes. Además, el precio final a pagar se informará en el primer momento, sin ningún tipo de letra pequeña. Por ejemplo, si en alguna página se solicitan 250 euros a pagar en 30 días, aparecerá la cantidad final a pagar. En este caso, los honorarios serán 78 euros y, por tanto, finalmente habrá que abonar 328. Este aspecto es muy confortable, ya que de esta forma no habrá malentendidos a la hora de pagar.

Otra de las facilidades de estos productos es que se solicitan muy rápidamente. Bastará con disponer de unos 10 o 15 minutos para completar un formulario y todo estará listo. El dinero solicitado será transferido a una cuenta bancaria previamente indicada.

Categoría: FR

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Recibe las novedades en tu email









Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda
Publicidad
/script>
Logo FinancialRed