Saber las cuotas de tu hipoteca, el primer...

Aprende a descifrar la factura de la luz...

¿Qué factores hay que tener en cuenta a ...

Por qué debes formar a tus empleados en f...

Deducciones autonómicas por discapacidad ...

Cómo ganar dinero sin trabajar

| 10/11/2015 | 1 Comentario

¿Quién no ha soñado alguna vez con vivir de las rentas? Ganar dinero sin trabajar es posible gracias a los ingresos pasivos.

Lo primero que debemos hacer para responder a la pregunta de si es posible vivir sin trabajar es diferenciar entre ingresos activos e ingresos pasivos. Los activos son aquellos generados a partir de nuestro trabajo, es decir, nuestro salario. Como su propio nombre indica, necesitan acción constante para generarse. Si no existe esa acción, no se genera el ingreso.

ingresos pasivos como ganar dinero sin trabajar

Por su parte, los ingresos pasivos son aquellos que se generan sin necesidad de trabajar o dedicarles una inversión constante. Puede requerir un trabajo inicial, pero a partir de ahí su mantenimiento apenas exige supervisión. De ahí, que su búsqueda sea fundamental para aquellos que quieren gozar de una buena salud financiera, sin tener que trabajar 40 horas semanales.

Ahora que conoces la diferencia, habrás podido apreciar que los ingresos activos se escapan a tus decisiones si eres un empleado. La decisión de cobrar más o menos, en última instancia, dependerá de tu jefe. Por el contrario, >los ingresos pasivos sí que estarán en función de las decisiones que hayas o vayas a adoptar.  De ahí que analicemos algunas formas para poder obtenerlos.

Pero incluso si eres tu propio jefe tus ingresos activos dependerán también de tu tiempo. El día tiene 24 horas y por más que quieras habrá un número de trabajos o clientes máximos que podrás asumir. Con los ingresos pasivos este límite temporal también desaparece porque como no necesita tu constante supervisión ni que inviertas mucho tiempo para que den dinero, puedes tener muchos más.

Generar ingresos pasivos

Existen varias formas de generar ingresos pasivos, algunas más sencillas y otras más complicadas dependiendo de tus conocimientos y habilidades. Estos son algunos modelos que puedes poner en marcha si quieres vivir sin trabajar.

Ingresos pasivos obtenidos a partir de rentas

Es el modelo clásico de ingreso pasivos y lo explicaremos a partir de un ejemplo. Supongamos que tenemos un dinero ahorrado y ya disponemos de vivienda en propiedad. En este caso, podríamos proporcionarnos unos ingresos pasivos si compráramos una segunda vivienda para alquilarla.  La renta que nuestro inquilino nos pagará mensualmente sería un ingreso pasivo que recibiríamos mes a mes y que no implicaría, en principio, grandes inversiones posteriores. La inversión inicial ya la hicimos al adquirir la vivienda.

La cuantía del dinero que ingresemos dependerá de la renta mensual que cobremos a nuestro inquilino.

Tu casa lo vale -Diivinity from Laura Barriga on Vimeo.

Ahora imagina que en vez de una vivienda tuviéramos varias y todas ellas alquiladas.  Pues bien, este ejemplo se hace extensible a cualquier tipo de propiedad susceptible de ser arrendada.
Además, este modelo de alquiler es extensible a cualquier otro bien que poseas, desde una embarcación hasta algo mucho más habitual como tu coche. Y es que hoy en día existen empresas especializadas en alquilar tu coche a terceras personas los días que no lo utilizas.

Puedes incluso alquilar la casa en la que vives durante el verano para costearte tus vacaciones. Gracias a modelos como Airbnb es fácil arrendar tu vivienda durante unos días e incluso un mes entero y obtener una renta. No se tratará de un ingreso pasivo al uso, pero sí de una forma de ganar algo de dinero.

Ingresos pasivos generados de negocios que no requieren una participación constante

Aquí es necesario distinguir bien. Un negocio, como regla general, no genera ingresos pasivos, sino activos. Por tanto requieren trabajo, esfuerzo e inversiones. Sin embargo, sí que hay una especie de negocios que no exigen la presencia directa de la persona, aquellos que generan ingresos, incluso cuando se duerme.

En este tipo de negocios, Internet es la clave. Pongamos un ejemplo como en el caso anterior. Supón que sabes que un producto puede satisfacer las necesidades de un nicho de mercado al que todavía no ha llegado o dicho producto todavía no ha sido lo suficientemente comercializado.  Crea un anuncio, ponte en contacto con el fabricante y automatiza el proceso de distribución.  De esta manera, cada cliente que adquiera una unidad de ese producto te estará generando ingresos sin necesidad de que tu tengas que hacer nuevas inversiones ni dedicar horas de trabajo.

Si además de buscar fórmulas de generar ingresos pasivos, estas pensando en la oportunidad de abrir un negocio, te recomendamos leer el siguiente artículo en el que podrás ver cuáles son aquellos que mejor capean la crisis: Negocios que funcionan en tiempo de crisis.

El prototipo clásico de estos negocios eran las máquinas de renting, pero hoy en día gracias a internet es posible generar páginas de nicho que hacen prácticamente lo mismo. Lo complicado en estos casos suele ser encontrar la fórmula para vender sin excesivo trabajo o con apenas supervisión aunque precisamente para eso existe Google Adwords, donde podrás poner publicidad, o fórmulas de posicionamiento en buscadores.

Dinero generado por los derechos de autor y royalties

Esto que ahora te puede sonar muy lejano no lo está tanto. Quizás no te veas escribiendo una novela o componiendo una canción, pero seguro que puedes escribir un gran manual de un tema que domines, bien dentro de tu trabajo o de tu hobby. Una vez escrito puedes subirlo a Amazon y publicitarlo a través de redes sociales y ya tendrás un ingreso pasivo cada vez que alguien compre tu libro.

Esto mismo puede aplicarse a los cursos online que puedes ofrecer a través de diferentes plataformas de Moocs y otras páginas especializadas en formación a bajo coste. Crear el curso requerirá cierto esfuerzo, pero una vez subido generará ingresos sin necesidad de que hagas nada más que actualizarlo cada cierto tiempo.

Ingresos pasivos a través de la inversión

Al hablar de ingresos pasivos no podemos olvidarnos del ahorro y la inversión. Quizás nunca te has parado a pensarlo, pero invertir es otra forma de poner tu dinero a trabajar y a que genere ingresos sin que tengas que hacer nada. En este caso la cuantía a ingresar dependerá del riesgo que quieras asumir y del tiempo que quieras dedicarle.

También te puede interesar
Los siete pecados capitales de la inversión
Los 50 mejores blogs de ahorro
Dónde y cómo invertir tus primeros 50 euros

Imagen – Dooder en Shutterstock

Categoría: Portada

José Trecet

About the Author ()

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. joaquin dice:

    Excelente artículo, gracias por el aporte.

Deja un comentario

Financialred TV

Recibe las novedades en tu email









Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed