Beneficios del Streaming como servicio aud...

Cómo elegir los cursos de inglés más ec...

Consejos para comprar un coche de segunda ...

Saber las cuotas de tu hipoteca, el primer...

Aprende a descifrar la factura de la luz...

¿Somos de verdad un país desarollado?

| 16/12/2010 | 0 Comentarios

¿Desde cuando consideramos a España como un país desarrollado? No es que cuestione el desarrollo que alcanzó el país durante el último siglo, pero, ¿Es actualmente un país desarrollado? ¿O cumplió con el dicho: “hazte la fama y échate a dormir”?


A mi entender, y sin atacar a ningún gobierno, España está lejos de ser un país desarrollado hoy en día. Y con esto no hago referencia a que fue un país afectado por la crisis y por eso es que no se lo puede considerar como tal. Todo lo contrario, en mi entender, pasó a ser un país desarrollado cuando se creó la Unión Europea. Sí, dada su historia y reputación, agregándole que aporta mucho en cuanto a servicios y turismo, fue un país que parecía superior a otros en el continente y cruzando el gran charco.

¿Pero, qué significa que un país sea desarrollado?
Con la definición de bolsillo, sabemos que es un país con un alto nivel de vida y un muy alto desarrollo humano, que se mide a través del “Índice de desarrollo humano“, el cual evalúa la distribución de la riqueza, la esperanza de vida, seguridad, educación, derechos humanos, sanidad, entre otros aspectos.

A su vez, solemos relacionar rápidamente al desarrollo con la industrialización… No siempre ocurre, muchas veces las industrias no son lo suficientemente demandantes como para alimentar el aparato económico y satisfacer la demanda, más que nada porque son empresas que responden a intereses de los realmente desarrollados.

Entonces, podríamos considerar a un país desarrollado si tuviese avanzada tecnología e innovación que alcanzan elevado desarrollo humano como consecuencia. Pero muchas veces, se puede lograr un alto desarrollo humano, pero con mediano o bajo nivel tecnológico e industrial (esto se produce en países que consolidan la Industrialización por Sustitución de Importaciones).

En cuanto al índice de desarrollo humano que mencionábamos, se basa en:

  • Vida larga y saludable: esperanza de vida al nacer.
  • Educación: tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación en educación primaria, secundaria y superior.
  • Nivel de vida digno: PIB per cápita medido a Paridad de poder adquisitivo en dólares internacionales.

Ahora habría que preguntarse si España cumple con todos estos indicadores, y algunos más, de tal manera que pueda ser considerado un país desarrollado.

Por una parte, su índice de desarrollo humano es considerado alto, y midió en 2010 un 0,863, colocándose en el puesto 20 mundial. Bastante bien hasta aquí. No obstante, si seguimos con el detalle de sus indicadores, la población bajo la línea de pobreza en 2010 se colocó en el 20,8% (¿un país desarrollado con más de 20 por ciento de su población pobre?). Asimismo, tiene una deuda externa (entre pública y privada) que alcanza los 1.724.489 millones de euros en 2009, o sea, un 164% del PIB.

Seguimos con algunas noticias poco comunes para un país en desarrollo: la tasa de paro en noviembre 2010 alcanzó el 19,79%. Esto quiere decir que 4.110.294 de personas no tienen empleo en España ¿País desarrollado?

Muchos me dirán que estos datos son sólo la consecuencia de la crisis financiera que recayó con más fuerza en países como España, Irlanda, Grecia o Portugal. Yo diría que están equivocados, estos datos son producto de una desventaja en términos relativos y comparativos de la economía ibérica confrontada con la de sus pares de la Unión, lo mismo les ocurre a los otros países que mencioné. Son problemas que se vienen gestando hace muchos más de 2 o 3 años cuando veíamos los primeros destellos de esta crisis mundial.

Otros dicen que, estamos viendo datos muy similares a los de Argentina antes del crack de 2001. Pero es más improbable de que ocurra algo similar en Europa; la cultura es otra, y sería “mal visto” en el resto del mundo.

Añadiendo datos algo curiosos, el país con mucha población de edad mayor, como ocurre en la mayoría de los “países desarrollados” europeos, acompañado por una tendencia xenófoba, hacen que la fuerza de trabajo se disminuya cada vez más, y aquellos que llegan a jubilarse viven, en su mayoría, en la pobreza, después de haberse esforzado años y años para su país… Todo esto si es que llegan a jubilarse y no les atrasan sus años de cotización como se prevé.

Además, seguimos hablando de un país desarrollado cuando su prima de riesgo no deja de escalar posiciones, y encarece la deuda, que también apunta cada día más al techo. Recordemos también, que la medición del riesgo país, fue un indicador inventado para las economías emergentes, pero lo usamos en países con problemas en Europa, ¡qué casualidad ¿no?! Y si seguimos comparando con países en desarrollo, no emergentes, como Argentina, hay un dato que me llamó mucho la atención, y es que España “mejora” o modifica sus indicadores para “hacerlos más reales”, de esta manera, en vez de conseguir más puestos de trabajo, mostramos un número diferente, y así parece que el problema se soluciona. Este tipo de parches populistas son utilizados por gobiernos sin consciencia y sin voluntad política, para acallar algunas voces de sus proveedores de capital, y refinanciarse a IPC Blog.

Por todo lo que expuse, es que miro a España como si no fuese un país desarrollado. Le cuesta salir de una crisis que otros países han sabido sobrellevar de buena manera. Su política está gastada, de base, y no tiene recambio. Se necesita mucha mentalidad nueva e innovación, pero lamentablemente, entre desempleados y jubilados, cada día menos fuerza laboral hay en las calles…

Tags:

Categoría: ahorro, Economía, Empresas, Portada

FinancialRed

About the Author ()

Deja un comentario

Financialred TV

Recibe las novedades en tu email









Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed