El consumo sigue al alza en España, el ah...

¿Cómo afecta la economía española al r...

Las entidades financieras otorgan préstam...

Gestión comercial en la nube...

Los mejores momentos del año para comprar...

Publicidad

Motivos para pensar en una burbuja 2.0

| 14/12/2012 | 0 Comentarios

¿Resulta imaginable un escenario en el que la cotización de un determinado valor se multiplique en un período no superior a un año hasta en un 800%? Sí, obviamente dentro de los movimientos de mercado pueden existir este tipo de booms, sobre todo si nos centramos en los sectores relacionados de manera directa con la evolución de las nuevas tecnologías, sin embargo, esa cifra astronómica que hemos citado, y que efectivamente se corresponde a la evolución durante los pasados 11 meses de una de las firmas punteras en lo relativo a las aplicaciones para dispositivos móviles, se mueve dentro de un espectro, el de las nuevas tecnologías, sobre el que ni tan siquiera los analistas se ponen de acuerdo en algo tan importante como la posibilidad de la creación de una nueva burbuja tecnológica, lo que se podría venir a denominar la burbuja 2.0.

Motivos no les faltan a quienes efectivamente vienen a afirmar que en el proceso de desarrollo de nuevas tecnologías en los últimos años y en los tremendos éxitos aparejados a parte de las empresas implicadas en dicho desarrollo existe algo peligrosamente parecido a una burbuja y que podría tener en dos firmas archiconocidas un ejemplo más que evidente; los casos de Zynga y Facebook.

Sin embargo, antes de entrar en materia, debemos confirmar que, efectivamente, a pesar de la enorme complejidad y volatilidad de un mercado como el de las nuevas tecnologías, segmentos como el de las aplicaciones para dispositivos móviles que citamos al comienzo del artículo siguen manteniendo la confianza de una parte de los analistas, sobre todo, habida cuenta, de que aunque efectivamente los casos de fracaso son notorios, los casos de éxito no son menos y aportan además revalorizaciones simplemente espectaculares.

Pero como afirmamos no todo es oro lo que reduce en la presencia bursátil de las grandes firmas relacionadas con las dos tecnologías de la comunicación, el anuncio relativamente reciente de Facebook de retirada de la opción de compra de sus acciones al menos durante un período no inferior a 12 meses venía precedido de un valor de las acciones de dicha firma que superaba escasamente los 17 dólares, es importante recordar en este punto que la salida a bolsa de la firma, hace menos de un año, se realizó a 38 dólares, con una previsión por parte de determinados analistas e incluso jaleada por la propia firma de alcanzar los 42 o 43 $ en un plazo relativamente corto.

Los factores de la caída notoria del valor de Facebook en Bolsa son muchos y desde luego sujetos a muy diferentes interpretaciones, sin duda por un lado el estancamiento de su crecimiento y utilización en Estados Unidos tiene que ver de manera directa, un estancamiento que, no ha sido compensado por el crecimiento de usuarios en otros países del mundo.

Por otro lado, el exceso de agresividad de la firma a la hora de la búsqueda de monetización de sus servicios básicos, muy centrada en este caso los anuncios para dispositivos móviles, no ha sido muy bien recibida por parte de los usuarios por un lado, pero, y esto también sin duda es importante, tampoco lo ha sido por parte de los propios anunciantes.

Y sin duda, si en sus cotizaciones Facebook no ha logrado en absoluto lo esperado, otra de las firmas directamente relacionadas con la red social ha sufrido un auténtico batacazo en su desembarco bursátil, un batacazo que además se mantiene en caída libre y al que difícilmente a fecha de hoy se le vislumbran soluciones, nos referimos a Zynga.

La salida a Bolsa de esta firma dedicada al desarrollo y diseño de juegos sociales, algunos de éxito verdaderamente espectacular ligados directamente a Facebook, se realizó con un ambicioso precio de 10 $ por título, ya por entonces las voces que hablaban acerca de la posible sobrevaloración de estos títulos en función de la dificultad real de ajustar el valor de este tipo de firmas fueron amplias, sin embargo el proceso se realizó y, menos de un año después la firma pierde cerca de un 80% de su valor en bolsa, con los títulos cercanos a los dos dólares y además, con un anuncio reciente récord en previsiones de beneficios para el presente año verdaderamente duro en lo que se refiere al último semestre, ya que, por ejemplo, en el caso de dichos resultados relacionados con el tercer trimestre del año la diferencia con respecto a los datos de 2011 era nada menos que de 32 millones de dólares.

Imagen 1 y 2:  dannysullivan  flickr creative commons //  tarikgore1 Kid flickr creative commons

Categoría: Tecnologia

About the Author ()

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed