Crece el ahorro de las familias: analizamo...

¿Qué es y para qué sirve el TAE de la h...

Por qué es importante el presupuesto dom...

Dropshipping en Shopify...

Grandes gastos: no sólo de recortar peque...

Publicidad

¿Qué sucede si mis retenciones en nómina están mal calculadas?

En las nóminas mensuales deben aplicarte las retenciones de IRPF en función de tus retribuciones y situación personal y familiar. La retención la realizará la empresa a partir de los datos que tú hayas suministrado a través del modelo 145.

El modelo 145 es la comunicación de datos del trabajador a su empresa o la variación de datos previamente comunicados. En función del mismo, la empresa realizará las retenciones reglamentariamente establecidas por Hacienda.

En un artículo anterior te mostrábamos cómo realizar tus propias retenciones de IRPF en nómina  pues de ellas dependerá en buena medida el resultado final de la declaración de la renta de este año.

La empresa para la que trabajas aplicará el porcentaje a retener. Son esas retenciones de IRPF en nómina uno de los motivos que más desavenencias plantea entre trabajadores y empresarios. Es frecuente encontrar casos de trabajadores a los que su empresa les ha retenido por debajo o empleados a los que su retención ha aumentado de manera considerable de un mes para otro.

Puede que al poner en orden tus nóminas y demás documentación fiscal para realizar la declaración de la renta te hayas percatado de los errores cometidos en nómina en cuanto a la retención del IRPF. ¿Qué puedes hacer?

¿Qué sucede si me han calculado mal las retenciones en nómina?

Responsabilidad del empresario

La empresa es la responsable de realizar las retenciones en nómina de sus trabajadores y revisar las mismas cada vez que varíen las condiciones laborales y personales de los mismos.

Las retenciones de IRPF se realizan por el importe íntegro devengado. Cuando la retención no se ha realizado por causa imputable a quien retiene será este el responsable. Es decir, el empresario siendo este el que deberá pagar y el trabajador tendrá derecho a deducir lo que le debió ser retenido en su momento.

Veámoslo con un sencillo ejemplo.  Si la retención en nómina que te corresponde es un 24,5% y en lugar de ello se te ha retenido durante el año anterior un 24%. Como trabajador podrás reflejar ese 24,5% calculado sobre el importe bruto o devengado recibido. La empresa tendrá que ingresar en Hacienda las cantidades adeudadas y mal practicadas.

Responsabilidad del empleado

Puede suceder también que el trabajador informe incorrectamente o no modifique datos fiscales erróneos.  El empleado es el responsable de que los datos que consten en el modelo 145 sean correctos.

Por tanto, si es el trabajdor el que no ha comunidado su situación personal o familiar a la empresa, la responsabilidad queda desplazada a él. La empresa en este caso podrá realizar la retención sin tener en cuenta sus circunstancias personales.

Desde Financialred recomendamos la lectura relacionada: aprende a calcular tus propias retenciones de IRPF

Categoría: Portada

Sara de la Torre

About the Author ()

Periodista en la redacción de FinancialRed

Comentarioss (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Rafael dice:

    Hola,

    Antes de todo darte las gracias por escribir sobre este tema. La verdad es que te escribo porque estoy muy confundido con esto de la declaración y las retenciones. Voy a firmar un nuevo contrato de trabajo y mi duda es la siguiente:

    Si gano 22.000 euros anuales (estoy en el límite para no hacer la declaración), ¿puedo cobrar integro mi salario, sin retenciones de IRPF?

    Muchas gracias.

    Saludos,

    Rafael

  2. FinancialRed FinancialRed dice:

    Hola Rafael,

    Las retenciones de IRPF se establecen por ley y existe un mínimo que siempre va a exigir el estado. Después, dependiendo del resultado de la declaración de la renta, podrás recuperarlo vía IRPF.

  3. DOLORES dice:

    Buenos días,

    Desde el 2008 he tenido dos trabajos, que entre ambos, mis ingresos anuales han sido 21.000 euros.

    El tema es que ningunas de las dos empresas me retenían el porcentaje correcto, sino, muy inferior al que debería de ser, y nunca había declarado por ignorancia en esta materia,y ahora Hacienda me ha requerido cobrandome la diferencia de los ejercicios de 2010, 2011, y 2012, y ahora me encuentro en una situación un tanto precaria, porque solo tengo uno de los trabajos, y no puedo afrontar todo ese dinero. Mi duda es la siguiente: dado que desconocía yo los portanjes a retener, y pensaba yo que estaba todo bien, ¿es posible que Hacienda responsabilice a los empleadores y que paguen ellos?

Deja un comentario

Publicidad

Financialred TV

Diccionario económico-financiero

Introduce el término de búsqueda

Logo FinancialRed